Edition 49
Modelo Socio-ecológico en la Logística inversa
by Dr. Ing. Jose Antonio Valles Romero, Research Professor, Autonomous University of Mexico State

Return to Menu


Resumen

Se presenta conceptos para el estudio del reciclado de los productos fuera de uso, analizando las implicaciones estratégicas, operativas y tácticas que originan, se analiza el concepto de logística inversa dentro del marco general en el que se integra y se estudia los modelos para el análisis de los sistemas de logística inversa que emplean técnicas de investigación de operaciones en su formulación y resolución.

Introducción

En este trabajo pionero, se concluía acerca de la importancia que la recuperación tiene en la administración de la cadena de suministro.

Debido a que la logística inversa y el reciclaje no son actividades prioritarias en México, se proponen algunos criterios útiles en la industria del reciclaje.

Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)
- México es el único país en vías de desarrollo que ha firmado un acuerdo de libre comercio, en el que se incluye una cláusula relativa al medio ambiente. Esto facilita el acceso a una tecnología menos contaminante y propicia la elevación de los estándares, lo que favorece que al final las reglas conservacionistas de México converjan con las de Estados Unidos y Canadá.
- Entre los propósitos del Tratado que se mencionan existen cuando menos tres que se relacionan con el medio ambiente:
1. La intención de promover el libre comercio de manera congruente con su protección y preservación.
2. El fomento del desarrollo sostenible.
3. El fortalecimiento de las leyes ambientales y de su aplicación.

El empleo de instrumentos económicos sería un poderoso complemento de estándares. Las ventajas que ofrecen los instrumentos económicos es que su aplicación puede ser menos costosa que la de los controles directos. También pueden contribuir a internalizar los costos y beneficios ambientales, dar mayor flexibilidad a los agentes económicos, ofrecer un incentivo para mejorar la tecnología y generar recursos financieros para construir la infraestructura y otras instalaciones requeridas para el manejo ambiental. Estos instrumentos serían un medio para aplicar el principio de “el que contamina paga”, que es la regla que han adoptado varios países de la OCDE.

En México ya se han utilizado instrumentos económicos para propósitos ambientales, aunque de manera voluntaria y muy limitada. Su operación no tiene sustento legal y, por tanto, el gobierno no puede recurrir a ninguna medida obligatoria.

Programa de Competitividad Industrial y Protección Ambiental
- El Programa de Competitividad Industrial y Protección Ambiental instrumentado a partir de julio de 1995, representa una nueva era de cooperación entre el gobierno y los industriales organizados del país, con el propósito de modernizar la planta industrial de país, incluye los temas de:
1. Reconversión y cooperación tecnológica: Promueve el uso de tecnologías limpias y apoya a la industria ante la Banca Comercial y de Desarrollo, en la simplificación de trámites y requisitos en operaciones de crédito orientadas a la reconversión tecnológica.
2. Infraestructura ambiental: Se propone impulsar la inversión privada en la creación de la infraestructura necesaria para el manejo, reciclaje, tratamiento, transporte y destrucción de residuos, afluentes y emisiones; y promover la integración de cadenas productivas a través de la gestión ambiental.

Bases teóricas

El objetivo de la logística inversa es la recuperación de los productos desechados por los consumidores y el estudio y análisis de las opciones que tienen las empresas para una adecuada reinserción en el proceso productivo, con el propósito de obtener una ventaja competitiva, en términos económicos, y para la sociedad en términos medioambientales. Estableciendo, las implicaciones estratégicas, tácticas y operativas motivadas por la recuperación de estos productos fuera de uso, generadoras de ventajas sostenibles para la empresa, tanto en el sentido productor- consumidor (función directa de la logística) como en el sentido consumidor-productor (función inversa de la logística).

Es necesario diseñar e implementar un análisis cuantitativo de distintos sistemas logísticos en los que se considere la función inversa y que nos permita evaluar los mecanismos de funcionamiento existentes, y cómo afrontar los retos que plantea la recuperación de los productos fuera de uso.

La recuperación de productos usados o desechados no es algo nuevo es tan antiguo como el propio hombre que ya en la Edad de Piedra utilizó las esquirlas obtenidas en la fabricación de sus herramientas como puntas para sus flechas. Las antiguas culturas mesopotámica, inca, azteca, griega o romana ya utilizaban habitualmente técnicas de reciclaje en su actividad cotidiana. Por ejemplo, las monedas locales de las ciudades conquistadas eran fundidas en nuevas monedas, aunque en ocasiones, dichas monedas ni siquiera eran sometidas a un proceso de reciclaje, volviendo a ser puestas en circulación una vez que se estampaba en ellas el sello del nuevo rey. Otros ejemplos los podemos encontrar en las armas utilizadas en la batalla que se reconvertían en instrumentos agrícolas o se fundían para la fabricación de nuevas armas.

Con la Revolución Industrial se inicia el proceso de crecimiento económico basado en la tecnología. La Revolución Industrial desató, no sólo, el auge económico, científico y técnico, sino que, con ésta, se promulgó el uso intensivo, extensivo e irracional de los recursos naturales en busca de modelos de crecimiento económico, durante muchos años, y antes de que la Revolución Industrial marcara para siempre el desarrollo de la humanidad, la industria no se constituía como un factor importante en la producción de desechos industriales.

Los procesos tradicionales de producción y explotación del suelo y subsuelo, permitían la renovación y conservación natural de los mismos, ya que tales procesos eran extremadamente rudimentarios, y no provocaban devastación ni aniquilamiento de los recursos, los nuevos mecanismos y formas de producción, junto con la explotación intensiva y sistemática de los recursos naturales, se fueron generalizando sin prever los efectos de la misma sobre el medio ambiente. Durante muchos años la imagen de cientos de chimeneas arrojando humo ha representado el símbolo del progreso y la consolidación del poderío económico.

Aunque a finales de los años 50 y principios de los 60 empezó a manifestarse una conciencia medioambiental, no es sino hasta la década de los 70 cuando los procesos de agotamiento de los recursos naturales se hacen evidentes y en consecuencia los costos asociados.

De esta forma, se empiezan a buscar, por un lado, formas alternativas de crecimiento y desarrollo económico que eviten continuar con los procesos de deterioro ambiental, y por otro lado, mecanismos que permitan la recuperación de materia prima.

A partir de los años 80, la sociedad intenta modificar progresivamente actitudes y normas de conducta que le permitan obtener mejoras en su entorno ambiental, o al menos reducir el impacto negativo que ejerce sobre el medio ambiente el desecho de teléfonos etc., de esta forma, términos tales como contaminación, impacto ambiental, efecto invernadero, residuos, reciclaje, agricultura ecológica o ahorro energético se han hecho habituales.

Discusión y Resultados

El mundo industrial y empresarial no ha sido ajeno a esta situación y han comenzado a considerar los aspectos ambientales y ecológicos como variables de decisión a la hora de formular su estrategia empresarial.

Un dato significativo de este interés de las multinacionales y los grandes grupos empresariales, es la inclusión de una memoria medioambiental dentro de la información que ofrecen a sus accionistas. Condicionada por imperativos legales y de mercado, en cualquier caso, cada vez son más las empresas que incorporan en su administración consideraciones medioambientales realizadas tanto por los mercados como por la legislación actual: “el modelo socioeconómico de la logística inversa se está transformando en un modelo económico socio-ecológico por lo que la Logística inversa, debe conseguir entrelazar la calidad, la innovación y el medio ambiente”.

Del mismo modo, las administraciones públicas han comenzado a asumir las demandas sociales planteadas al respecto, adoptando medidas para reducir el impacto negativo de la actividad humana sobre su entorno natural. Entre estas acciones destacan las destinadas a disminuir la generación de residuos, incentivando las actividades de recuperación, reciclaje y reutilización de los productos. No se trata de una moda por lo verde ni de algo temporal o pasajero, las consideraciones e implicaciones medioambientales son parámetros que autoridades, empresas y consumidores han incorporado a su proceso de toma de decisiones.

La administración de residuos se ha revelado como uno de los principales campos de actuación para las empresas, que han comenzado a considerar cuestiones tales como producción limpia, reducción de consumo de materias primas, diseño para el medio ambiente, reutilización de productos, envases y embalajes, etc., con el objetivo de disminuir la cantidad final de los residuos generados durante su actividad económica.

La administración de residuos es un área de investigación en la que se entremezclan distintas áreas del conocimiento. Se modelas las posibilidades que pueden presentarse en la empresa con la reinserción de productos usados y desechados por el consumidor y sobre los que el productor tiene determinadas responsabilidades. Los primeros trabajos de investigación académica sobre la recuperación de productos fuera de uso en el ámbito de la empresa, datan de la década de los años 90, aunque ya en los años 70 se publican algunos trabajos en los que se analiza el problema de la distribución en la industria del reciclaje.

En este sentido estudiando la estructura de los canales de distribución para el reciclaje en estos trabajos se hace referencia explícita a algunos de los aspectos que caracterizan las redes de distribución inversa como, por ejemplo:
1. La existencia de muchos orígenes (consumidores) y pocos destinos (recolectores) en la red de distribución.
2. Un conjunto de intermediarios muy numeroso y con nuevas funciones.
3. La importancia que tienen las actividades de clasificación de los bienes recuperados.

Se definen modelos matemáticos que señalan las mejores alternativas aplicables al desarrollo de canales de distribución inversa, la existencia de una legislación medioambiental que condiciona o influye en el esquema operativo tradicional de las empresas.

Hasta los años 90 cuando se comienza a investigar con mayor profundidad la administración de los productos fuera de uso. En esta década se realizan una serie de trabajos en los que se aborda la problemática de la escasez de recursos y materias primas, así como las oportunidades que la recuperación y reutilización de productos usados representan para la empresa y para la sociedad.

Se definen como producto de la investigación, entre otras cuestiones, los procesos logísticos relacionados con el retorno de productos, desde el consumidor al productor, mediante el reciclaje, la reutilización de materiales y componentes, la Eliminación de residuos y las operaciones de restauración, reparación y refabricación y se habla ya del concepto de Logística Inversa.

Se defiende la idea de que las empresas deben desarrollar una política efectiva para la administración de productos recuperados, sin que esto afecte significativamente su estructura de costos. Se clasifican y analizan, por primera vez, las opciones disponibles para administrar eficientemente el Flujo de productos desde el consumidor hasta el productor, definiendo un conjunto de elementos que favorecen la implementación de un sistema de recuperación de productos fuera de uso.

Para la recuperación eficiente de estos productos resulta imprescindible establecer sistemas de logística inversa capaces de poner en manos del recolector los productos desechados por los consumidores. De esta forma se empieza a utilizar el concepto de Logística Inversa para referirse al conjunto de actividades logísticas necesarias para recuperar y aprovechar económicamente los productos fuera de uso.

En un primer momento, las referencias al termino logística inversa aparece en revistas profesionales y de divulgación (sobre transporte y distribución principalmente), en los últimos años en el ámbito académico y empresarial.

De la revisión de la literatura existente sobre Logística Inversa las principales aportaciones realizadas son:
1. Aspectos generales y desarrollos teóricos.
2. Transporte y embalaje.
3. Mercados finales.

La mayor parte de los trabajos analizados son “de tipo descriptivo y anecdótico” y publicados en revistas comerciales, detectando la ausencia de desarrollos teóricos que permitan construir un marco de investigación, se analiza el papel que desempeña la logística en aspectos como la devolución de productos, reducción en la generación de residuos, reciclaje, reparación y refabricación, desarrollando para ello los modelos de optimización que combinan las técnicas de ingeniería logística y los modelos de decisión empresarial con el objeto de incrementar el flujo y retorno de los productos fuera de uso, otras aportaciones más recientes agrupa los estudios y trabajos sobre Logística Inversa en cinco categorías:
1. Conceptos Generales.
2. Modelos Cuantitativos.
3. Distribución, Almacenaje y Transporte.
4. Perfiles Empresariales.
5. Aplicaciones Industriales.

Pendientes

Es necesario el desarrollo de modelos cuantitativos diseñados para el análisis de la función inversa de la logística, agrupándolos en tres categorías claramente diferenciadas:
1. Sistemas de distribución.
2. Administración de inventarios.
3. Modelos de planificación de la producción.

La Logística Inversa es un campo científico en el que las aportaciones realizadas son aún demasiado parciales. existe un enorme desequilibrio entre el importante número de trabajos empíricos relacionados con la reutilización o el reciclaje de productos y los pocos, desarrollos teóricos que den una visión integral de esta cuestión.

Conclusión

En necesario superar muchas deficiencias en relación con una teoría que dé fundamento a los distintos elementos que la componen identificando factores estratégicos y operativos como el costo de sistemas de recolección, la calidad de los productos recuperados, el servicio al consumidor, aspectos medioambientales y condicionantes legales, transporte, almacenaje, producción (refabricación y reciclaje), embalaje, diseño y resolución de modelos de investigación de operaciones, las relaciones e interacciones existentes entre la investigación de operaciones y la administración medioambiental desde dos perspectivas:
1. El impacto sobre la cadena de suministro, analizando cómo los aspectos medioambientales afectan a la planificación de la producción, distribución, inventarios, localización y en general, al conjunto de las actividades logísticas.
2. El impacto sobre la cadena medioambiental, estudiando las técnicas de investigación de operaciones que aporten una mejor formulación y resolución de las cuestiones medioambientales.

Bibliografía
1. Dyckhoff, Harald, Lackes, Richard , 2004, Supply Chain Management and Reverse Logistics, Publisher: Springer; 2004 edition (November 13, 2003)
2. Fleischmann , Moritz ,2007,Quantitatieve Modelling, Voor Retourlogistiek, Publisher: Springer.
3. Srivathsan Narayanan,2010,Optimizing Reverse Logistics with SAP ERP,SAP Press
4. Murray, Martin, 2011, Materials Management with SAP ERP: Functionality and Technical Configuration (3rd Edition),Galileo Press.
RLM
Doctor en Logística y Transporte (Ph.D.). Obtuvo el Grado de “Maestría en Ingeniería”, Egresado de la Universidad Iberoamericana, Ingeniero Civil y Maestro en Ciencias con Especialidad en Computación.Ganador del “Premio Nacional En Logistica 2007”, otorgado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Secretaría de Economía.

Return to Menu